Semblanza

     Nacido en la Ciudad de México el 29 de Julio de 1960 Adolfo Voorduin ha sido testigo delas hoy innumerables y aún no superadas injusticias sociales que día a día carcomen al país en un socavón de indiferencia y parálisis social que lo llevaron al estudio del derecho en la Universidad Iberoamericana.

     Su carrera profesional comenzó en la Colonia Popular Santa Teresa en la Álvaro Obregón donde pudo vivir de primera mano casos donde predominaban la arbitrariedad y la desigualdad social. Siempre preocupado por la predominancia de la justicia llegó a ser Asesor de la Dirección General de Reclusorios y Centros de Readaptación; Director de lo Contencioso Administrativo de la Coordinación General Jurídica de la Secretaría del Medio ambiente y Recursos Naturales, entre otros.

     Al ser espectador de como poco a poco la ignorancia se apoderaba de la gente frente a la epidemia del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida fue representante del CENSIDA ante la Junta de Gobierno del CONAPRED y responsable de las comunicaciones con las áreas en materia de VIH en el marco de la discriminación entre la propia Secretaría de Salud y el CONAPRED; además de ser el fundador del Circuito de la Diversidad Sexual donde se promueven los valores de respeto, igualdad, pluralidad, libertad, diversidad, dignificación y sobre todo de equidad.

     Preocupado siempre por el bienestar de sus semejantes sin importar sexo, edad o condición social dirigió importantes fundaciones dedicadas a la salud como presidente de los patronatos de las Fundaciones “Niños con Cáncer” y “OIR.”

     Considerando que la educación debe ser siempre el eje rector de la igualdad y sobre todo de la prosperidad del individuo llega a la Universidad del Valle de Ecatepec, donde se desempeñó como Jefe de la Unidad de Información, Planeación, Programación y Evaluación (UIPPE); Director de Promoción Educativa y Vinculación y actualmente ocupa el cargo de Consejero en el Consejo de Vinculación de la Institución.

     La justicia social y sobre todo la igualdad han sido los ideales que han marcado la carrera de Adolfo, cosa que no ha pasado desapercibida tanto por instituciones públicas como privadas; destacando entre ellas las recibidas por Walmart de México y Fundación Azteca por su labor realizada a favor de la comunidad.

     Tenaz y sobre todo audaz Adolfo está determinado a realizar un verdadero cambio, un cambio en el que todos (hombres y mujeres) estén unidos; determinado a derrumbar el muro de la discriminación (sexual, de género, laboral) ha sido miembro de los comités de la Comisión de Política Gubernamental en Materia de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y ha participado en eventos de gran trascendencia como el Programa Anual para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México; llegando incluso a tener el mérito de ser propuesto por 38 organizaciones para ocupar la Presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Adolfo, siempre trabajará para que sea la justicia, y sobre todo la igualdad un valor cotidiano y no una necesidad.